martes, 16 de octubre de 2012

"Ya sembré hijos....
y he tenido los libros
ahora voy a escribir en los árboles".........

sábado, 13 de octubre de 2012


En mi región hay calvarios de ausencia
muñones de porvenir / arrabales de duelo
pero también candores de mosqueta
pianos que arrancan lágrimas
cadáveres que miran aún desde sus huertos
nostalgias inmóviles en un pozo de otoño
sentimientos insoportablemente actuales
que se niegan a morir allá
en lo 
oscuro…
Mario Benedetti*



jueves, 11 de octubre de 2012

Así hablaba Zaratustra**

CONOCES YA, hermano mío, la palabra DESPRECIO?
Y ese tormento de la justicia que consiste en ser justo con quienes te desprecian?
TU fuerzas a muchos a que muden la opinión que tienen de tí y eso te lo hacen pagar caro. Te acercaste a ellos y, sin embargo, pasaste de largo; eso NO te lo perdonarán nunca.
Te elevas por encima de ellos, pero a medida que asciendes, el ojo de la envidia te va viendo mas pequeño y en el que vuela se ceba el odio mas enconado. "Cómo vosotros vais a ser justos conmigo? -Has de decir-; elijo vuestra injusticia porque esa es la suerte que me corresponde." Al solitario le arrojan injusticia y suciedad; pero, hermano mío, si quieres ser una estrella, no por eso los vas a iluminar menos. ¡Ah! y guárdate de los buenos y justos, que siempre están dispuestos a crucificar a quien se inventa su propia virtud y que odian al solitario. Guárdate igualmente de la santa simplicidad. Para ella sólo es santo lo simple y le gusta jugar con fuego: con el fuego de las hogueras donde se quema a seres humanos. Guárdate, en fin, de tus arrebatos amorosos. El solitario está demasiado dispuesto a echar una mano a todo el que se encuentra a su paso. Hay gentes a la que no debes tender una mano, sino zarpa, y mejor aún si esa zarpa está provista de unas garras afiladas.
Con todo, el peor enemigo con quien te puedes topar eres tú mismo; tú mismo te estás acechando en cuevas y bosques. Solitario que recorres el camino hacia ti mismo, repara que ese camino pasa por ti mismo y por tus siete demonios. Te verás a ti mismo como un hereje, una bruja, un hechicero, un loco, un escéptico, un impío y un malvado. Has de desear consumirte en tu propia llama pues, ¿como te vas a renovar, si antes no quedas reducido a cenizas? Solitario que recorres el camino de todo hombre creador, te quieres crear un dios con tus siete demonios. Solitario que recorres el camino del que ama, te amas a ti mismo y por eso te desprecias como sólo desprecian los que aman. El que ama quiere crear porque desprecia. ¿Que sabe del amor quien no ha tenido que despreciar precisamente lo que amaba?
Retírate a tu soledad, hermano, llevándote contigo tu amar y tu crear; sólo mucho después irá detrás de ti la justicia renqueante. Retírate a tu soledad, hermano, y llévate tus lágrimas; que yo amo a quien quiere crear por encima de sí y perece por ello.

..............Así habló Zaratustra....................